Noticias

Cómo comer saludable en la oficina o universidad

      
Fuente: Shutterstock

Aunque siempre te toque comer fuera de casa durante la semana, no tienes por qué optar por comidas rápidas y poco saludables. Aprende a combinar distintas opciones y a armar una vianda nutritiva para llevar a la oficina o universidad.



Armar una vianda nutritiva y saludable es algo que no te llevará mucho tiempo, ya que con un poco de organización podrás preparar distintas opciones semanales de manera fácil y práctica; evitándote tener que comer siempre opciones no caseras y menos sanas. Además, al llevarte tu propia comida estarás ahorrando dinero.


4 consejos útiles para comer sano fuera de casa



1 – Incluye carbohidratos con proteínas


Pasta, arroz, papas hervidas o incluso nuevas variedades de granos como la quinoa, el cous cous o el arroz integral son una buena opción de acompañamiento para un almuerzo sano y nutritivo. Combinados con alimentos ricos en proteínas que puedes encontrar en el pollo, los huevos, el atún, la carne, las lentejas y diversas legumbres, entre otros, te asegurarán una vianda rica, casera y muy saludable.


2 – Incluye una entrada


Incluye una entrada como ensalada o sopa antes del almuerzo principal. Puedes preparar una buena cantidad de sopa y refrigerarla para tomar un poco cada día. Hasta puedes licuarla y obtener un poderoso caldo que no solo te saciará y necesitarás comer un plato menos pequeño; sino que además es una excelente opción para combinar todo tipo de verduras de forma exquisita.


3 – Toma de postre una fruta al menos dos veces a la semana


Si eres de los que disfrutan de comer un postre luego del almuerzo, considera que éste sea una fruta en al menos dos ocasiones semanales; y si eres de los que piensa que las frutas “no son postres”, prueba hacer una ensalada de frutas con un poco de azúcar. Si de todas formas te sigue costando consumir este alimento, entonces ingiérelo en jugos y licuados. ¡Ya no tendrás excusas! Recuerda que las frutas ocupan un importante lugar en la pirámide nutricional y se recomienda, por lo menos como mínimo, una ingesta de dos porciones diarias.


4 – Snacks sí, pero elige bien cuáles


Existen horas fatales en las que el hambre se apodera de nuestro cuerpo entre comidas; y claramente es una necesidad que debemos atender. Si organizas esto de antemano no terminarás atracado con golosinas o snacks de alto contenido en sodio cada vez que el estómago pide alimento. Los snacks saludables como los frutos secos son una excelente opción para calmar esa sensación. Puedes llevar semillas de girasol, maníes sin sal, castañas, pasas de uvas o de ciruelas, palomitas (preparadas preferentemente sin sal y sin azúcar) en un recipiente hermético o un yogurt, entre tantas otras opciones saludables. Lo mejor es que lleves alguna de estas opciones siempre en tu bolso, ya que de esta manera evitarás en parte la tentación de entrar a un kiosco y comprar golosinas y productos nada saludables.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.