Noticias

Por qué se contagian los bostezos

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Universia

Un equipo de científicos del Museo de Historia Natural de la Universidad de Pisa, Italia, en conjunto con el Instituto de Ciencias Cognitivas y Tecnologías de Roma, han estudiado por qué se contagian los bostezos, llegando a conclusiones que seguro te sorprenderán. El estudio se publicó originalmente en el diario Plos One.


Los investigadores pudieron determinar que el bostezar “por contagio” es una manera de solidarizarse con quienes lo hacen primero, ya que esta acción se relaciona con el estrés, la ansiedad, el aburrimiento o el cansancio.


De esta forma, en primer lugar las personas se contagian más de los bostezos cuando éste viene de sus seres más queridos, generalmente, familiares, siguiendo con amigos, conocidos y en último lugar con desconocidos. El coautor del estudio realizado en la Universidad de Pisa, Ivan Norsica, asegura según una nota de National Geographic que el bostezo es un mecanismo para compartir las emociones, reflejando lo que ambas personas sienten cuando tienen esta acción.


El bostezo bajo el ojo de la ciencia


Norsica, investigador de la mencionada Universidad y Elisabetta Papalagi, del Instituto de ciencias cognitivas y tecnologías de Roma, realizaron una investigación sobre el bostezo en la que estuvieron un año observando datos de conducta de más de cien personas de distintas nacionalidades; realizando estas observaciones en distintos ámbitos, como trenes, o durante las comidas en Italia y Madagascar.


En estas observaciones recopilaron variables como las relaciones de las personas que bostezan, los países de los que provenían, los géneros y los distintos estilos de bostezo. Con la observación de los datos los científicos finalmente concluyeron que efectivamente cada variable influye a la hora de “contagiar o contagiarse” de un bostezo; por lo que el vínculo que se tenga con una persona influye en este tipo de respuesta.


Con respecto a esta teoría, el biólogo de la Universidad de Princeton, Andrew Gallup asegura que “la empatía puede estar relacionada con el contagio de bostezos entre humanos”; aunque la misma le deja ciertas dudas a este investigador, quien asegura que esto se da porque “tal vez simplemente nos fijamos más en nuestros seres queridos, por eso nos percatamos más de los bostezos en amigos y familiares que en desconocidos”, agregando que si bien no pretende desacreditar la teoría, si propone reconsiderarla.



No solo los humanos bostezamos


También al respecto del bostezo se sabe que no solo los humanos bostezamos, sino que otros animales como los perros, los monos, pájaros y peces también lo hacen.


Además, se ha probado que los humanos bostezamos antes de nacer, y que si bien aproximadamente un 60% de nosotros somos sensibles al contagio de esta acción  - no solo viéndola, sino también oyéndola o hasta leyendo la palabra-, los que padecen de esquizofrenia o autismo tienen muchas menos probabilidades de contagiarse del bostezo de alguien más.


De todas formas, aunque varios estudios han intentado determinar por qué bostezamos, lo cierto es que a pesar de algunas teorías al respecto de su utilidad, esta acción todavía sigue siendo un misterio.



Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.