Noticias

¿De qué actitudes adolescentes podrías arrepentirte en el futuro? ¡Descúbrelas y evítalas!

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
Las malas decisiones que puedes tomar de joven te pesarán en el futuro; y si bien nunca es tarde para cambiar la pisada y enmendar lo que está mal, más sano es tener como lema el viejo refrán que dice “más vale prevenir que curar”. Descubre de qué conductas o actitudes te puedes arrepentir en el futuro si no lo piensas dos veces antes de llevarlas a cabo.


Estos son los 5 arrepentimientos más comunes cuando llegamos a ser adultos



1 – Tatuarte por impulso


Un tatuaje es en general, algo permanente que quedará por el resto de tu vida en tu piel (o por lo menos, quedará la gran marca si decides borrarlo) por lo que tatuarte por impulso o por moda es una pésima decisión de la que te arrepentirás a los pocos días. Si de verdad quieres tatuarte piensa bien el diseño, elije a un gran artista (no vayas con alguien que no conozcas solo porque te cobrará más barato) y piensa bien la zona, ya que muchas partes del cuerpo se modificarán con los años y cambiarán la forma de tu tatuaje. Evalúalo todo muy bien antes de dibujar tu piel para siempre.


2 – Comenzar a fumar


Cuando se es adolescente, pareciera que el tener un cigarrillo en la boca nos hace “más grandes” y nos da actitud; pésimas concepciones que no podrían estar más lejos de la realidad. Si bien afortunadamente cada vez más jóvenes toman conciencia del daño que provoca fumar, lo cierto es que la edad en la que las personas adquieren este vicio sigue siendo la adolescencia, por lo que todavía hay que trabajar más al respecto para que cada vez menos chicos tomen estas actitudes autodestructivas.


3 – Dejar de estudiar


Cuando se es joven dormir y pasar el rato con amigos parece ser lo mejor del mundo, y entre una cosa y otra el estudiar pasa a un segundo plano. Este es el tipo de decisiones que se pagan más caras en el futuro, cuando descubres que lo que oías de los mayores hasta el cansancio es verdad. Aunque no sea una garantía absoluta de éxito, el esforzarte y lograr un título universitario te dejará mucho mejor plantado de cara al futuro y traerá, seguramente, más y mejores oportunidades laborales que si abandonas los estudios.


4 – Elegir mal a tus amigos


Esto parece un consejo de abuelita, y ciertamente puede que suene así pero por no en vano se dice que los ancianos son sabios. Si bien las relaciones se forjan en base a muchos aspectos, los intereses compartidos es uno de los que más peso tiene. Si a la hora de hacer amigos solo quieres ir con los que no tienen perspectiva de futuro ni ganas de esforzarse para construir su vida y demuestran en cambio estar “solo para disfrutar el momento”, tú también te terminarás “contagiando” y tomando el mal camino. Está bien que elijas amigos que sean divertidos y hagan cosas propias de jóvenes, pero procura que además de esto, también sean responsables, estudiosos y compartan contigo el entusiasmo por salir adelante.


5 – Aferrarte a una relación que no funciona


Los amores tóxicos pueden quitarte hasta la alegría de vivir; y la verdad es que aferrarte a este tipo de vínculos en cualquier momento de la vida es un error. Cuídate y escapa de las relaciones que sientes que te hacen daño, ya que si te empeñas en sostener este tipo de lazos a cualquier precio, no solo te afectará en el momento sino que también lamentarás en el futuro haber desperdiciado tus años de juventud en relaciones que no te dieron alegría ni te permitieron crecer a nivel personal. Prioriza siempre tu bienestar y felicidad.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.