Noticias

Conoce las características y consecuencias del Síndrome de Burnout

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Universia

El Burnout -conocido también como el Síndrome del trabajador quemado- es una patología severa relativamente reciente (descrita por primera vez en los años 70) que tiene que ver con el estrés en el ámbito laboral. Se trata de un trastorno emocional provocado por el trabajo que trae consigo consecuencias físicas y psicológicas. Además, es uno de los principales responsables de las bajas laborales. Conoce las características, causas y consecuencias de este padecimiento.

 

Lee también
» 7 consejos para combatir el estrés en el trabajo
» ¿Tienes exceso de trabajo?
» Meditar aumenta la memoria y produce cambios en los genes

 

Las principales características del síndrome de Burnout (del inglés "burn-out": consumirse o agotarse) es el agotamiento físico y mental, la falta de motivación por las tareas y los cambios de comportamiento, que pueden traducirse en malos modales hacia los demás. Este síndrome suele darse mayormente en personas que han elegido sus profesiones libremente (es decir por vocación) o en aquellos puestos de trabajo que tienen relación con terceros, como quienes atienden público o usuarios, por ejemplo el personal sanitario. El problema comienza con jornadas laborales muy extensas o la diferencia entre la realidad que presenta la profesión medida en comparación con la idealización que se tenía de la misma.

 

Síntomas del Burnout

 

Los síntomas se parecen mucho a los asociados con el estrés laboral, pero en el caso del burnout son más intensos, sobre todo lo que tiene que ver con los cambios de carácter. Pueden ser de dos naturalezas distintas: síntomas a nivel emocional y a nivel físico.


Síntomas a nivel emocional

- Cambios en el estado de ánimo: el trabajador se irrita con facilidad, desapareciendo los buenos modales, lo que puede derivar en conflictos innecesarios en el entorno laboral. También puede aparecer la indiferencia en vez del mal humor.

- Desmotivación: El trabajador pierde la motivación por la tarea que debe desempeñar, que puede ser consecuencia de las situaciones diarias que superan sus capacidades o de jornadas laborales muy extensas, entre otras cosas.

- Agotamiento mental: el desgaste mental que se produce en quienes padecen de Burnout provoca que el trabajador sea cada vez menos resistente al estrés.

- Falta de energía y menor rendimiento: Se trata de una de las consecuencias provocadas por el agotamiento mental en las que, como consecuencia, el trabajador disminuye su rendimiento.

 

Síntomas a nivel físico

- Dolores musculares y articulares: como resultado de la tensión laboral aparecen diversas contracturas musculares, sobre todo en la zona lumbar.

- Alteraciones psicosomáticas como: problemas gastrointestinales, cardiovasculares, dolores de cabeza o cefaleas, mareos, tics nerviosos, palpitaciones, taquicardias, aumento de la presión arterial, dolores musculares, trastornos del sueño e inapetencia sexual.

Los síntomas de este padecimiento terminan por invadir la vida social y familiar de quien lo padece, quien tiende a aislarse.

Además de las consecuencias mencionadas, se ha detectado que quienes padecen el síndrome pueden aumentar su riesgo al alcoholismo o a las drogas y presentar una baja de defensas. Entre quienes sufren de insomnio, es probable que además del trabajo para conciliar el sueño se despierten recurrentemente a lo largo de la noche. Las consecuencias del "Burnout" se extienden más allá del propio empleado y llegan a afectar a su familia, amigos y pareja e incluso pueden ocasionar importantes pérdidas económicas a las empresas.

 

Causas del Síndrome De Burnout

 

Existen diversas causas que pueden provocar el Burnout, sobre todo cuando las situaciones se presentan por prolongados períodos de tiempo.

 

- Puestos relacionados con atención al público, clientes o usuarios: Al estar en contacto con público, clientes o usuarios, el trabajador recibe constantemente quejas y situaciones de problemas que debe resolver. Esto puede generarle grandes niveles de estrés, por lo cual termina “contagiándose” del humor de los clientes insatisfechos.

- Gran nivel de responsabilidad: Se da en puestos laborales donde el trabajador tiene demasiada responsabilidad sobre la tarea o requiere gran concentración, ya que un mínimo error puede tener consecuencias desastrosas sobre el trabajo. Un ejemplo claro puede ser el del personal médico, quienes están todo el tiempo trabajando con la salud y el bienestar del paciente.

- Jornadas laborales o "turnos" demasiado extensos: una de las causas más frecuentes y que puede aumentar drásticamente la posibilidad de sufrir Burnout tiene que ver con las jornadas de trabajo interminables, con turnos de 10, 12 o incluso más horas.

 

Tratamiento del Síndrome de Burnout

 

Lo principal es detectarlo en sus primeras fases, ya que como todos los padecimientos, cuanto antes se trabaje el problema más chances hay de mantenerlo bajo control.

 

Técnicas como la relajación, la meditación o la escucha de música relajante durante la jornada laboral puede ser un primer paso para reducir la ansiedad; ya que este tipo de prácticas ayuda al cerebro a afrontar las situaciones con más positivismo.

 

El Burnout tiende a generar tensiones musculares, las que pueden derivar en serias contracturas, hernias de disco y otro tipo de lesiones graves, por lo que es importante realizar determinados ejercicios anti estrés como parte de la rutina del día a día, incluyendo cada tanto y si es posible una sesión de masajes brindada por un profesional.

 

Practicar deportes de forma regular también ayuda a reducir de forma considerable el estrés, ayudando a desconectar de los problemas mientras se practica y brindando un aumento de la autoestima; además de mejorar la salud cardiovascular así como la de músculos y huesos.

 

Además de lo mencionado es importante que recordemos los beneficios que puede aportar una terapia psicológica profesional, ya que mediante ésta el trabajador desarrollará mecanismos para lidiar con las situaciones laborales que le provocan estrés, ansiedad y angustia. También un estilo de vida saludable donde se eviten el tabaco, alcohol y demás sustancias nocivas y se repare en la importancia de un buen descanso es fundamental para combatir el estrés.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.