text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Tu perro sabe cuando estás triste o feliz

      
Autor: El Coleccionista de Instantes  |  Fuente: Flickr

La comunidad científica ha hecho numerosas investigaciones a lo largo del tiempo con el objetivo de demostrar que los perros tienen emociones; pero a decir verdad ninguno había sido “tan convincente”, por lo menos entre los más entendidos del tema. Puede ser que esta negación que hacen algunas personas a creer que los animales no sienten ni perciben quede desterrada para siempre, ya que un nuevo estudio llevado a cabo por el Instituto de Investigación Messerli de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena (Austria) pudo probar por primera vez que los caninos distinguen que emoción está transmitiendo una expresión humana. Por ende, los estudios dan por terminado el mito de que estos peluditos de cuatro patas no entienden lo que nos pasa para afirmar que sí, que en verdad se dan cuenta de todo; incluso si estamos tristes o alegres.

 

Lee también
» Tener mascotas beneficia la salud y reduce el estrés 
» Sigue toda la actualidad universitaria a través de nuestra página de FACEBOOK 

 

Sinc Ludwig Huber, coautor del trabajo publicado recientemente en Current Biology, declaró que esta investigación “Se trata de la primera evidencia sólida de esta habilidad en animales no humanos para distinguir entre emociones faciales de otra especie”; lo que básicamente quiere decir que tu perro sabe cómo te sientes, mientras que otras especies “más parecidas al hombre” como los chimpancés, orangutanes o gorilas no han podido aún entender estas diferencias en los rostros de las personas; aunque sí logran reconocer expresiones faciales de los de su propia especie.

 

 

¿Cómo se realizó el estudio?

 

Los investigadores de la Universidad de Medicina Veterinaria realizaron un experimento con diferentes razas de perros, como retrivers, pastores, border collies, terrier y mongrels. En primera instancia les mostraron 15 pares de imágenes de la misma persona pero dejando ver solo una mitad de la cara, es decir o la parte de los ojos, o de la boca, con expresiones de enojo y de alegría. Después de este primer paso, eligieron 11 perros para realizar el experimento final, donde se quería averiguar si eran capaces de transferir su conocimiento sobre la emoción. Si lograban distinguir el estado de ánimo de la persona de la imagen, como premio tendrían una recompensa.


Otra instancia del test volvía a mostrar las mismas expresiones pero en distintos rostros, los mismos rostros del entrenamiento pero solo la mitad izquierda, y así fotos y más fotos para poner a prueba el grado de entendimiento de los animales objeto de estudio.

Al mostrarles frente a una pantalla distintas imágenes sobre rostros enfadados o alegres a los perros, éstos respondían según distintos estímulos determinando si la persona estaba contenta o no, indicando con sus manitas una u otra imagen cuando eran consultados por los investigadores

 

En conclusión: los perros sí pueden entender de emociones

 

Y no solamente pueden entender las emociones de su amo, sino que también pueden aprender a identificar las expresiones faciales de forma general para trasladarlas a nuevas situaciones y personas aunque no las hayan visto en su vida. Estas fueron las conclusiones a las que llegaron los investigadores, que aseguran que los canes comprenden que lo que expresa un rostro tiene distinto significado, como positivo y negativo o alegre y triste o enojado.

 

De todas maneras, “no sabemos en detalle cómo los perros son capaces de discriminar entre una expresión y otra. Solo sabemos que son capaces. No hemos probado los procesos de su cerebro, como se haría en humanos con un escáner”, asegura uno de los científicos implicado en la investigación.

 

Según la hipótesis que maneja el equipo investigador, “lo más probable es que los perros memoricen cómo es la expresión emocional de un humano como un todo y así son capaces de recordar esta información en frente de la pantalla táctil”; además de utilizar su experiencia diaria con las personas y “almacenarla en forma de memoria o por asociación entre las diferentes partes de la cara”.

 

“Si sabemos que los animales son capaces de comprender y reaccionar a nuestras emociones, esta investigación tendrá un gran impacto en el conocimiento sobre las interacciones entre humanos y animales y en el bienestar animal”, concluye Huber. Hay muchas personas que ya estaban convencidas de esto, pero para los incrédulos sobre la empatía que se puede generar entre un humano y un animal ahora ésta está avalada por la ciencia. No en vano se ha dicho desde siempre que el perro es el mejor amigo del hombre.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.