text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

7 defectos que muestran tu esencia emprendedora

      
Si con frecuencia te aburres en el trabajo
Si con frecuencia te aburres en el trabajo

Ética laboral, persistencia y disciplina, son algunas de las virtudes que generalmente se atribuyen al espíritu emprendedor. Sin embargo, también hay otras características que, aunque habitualmente son consideradas negativas, pueden dar cuenta que estás hecho para enfrentar tu propio desafío empresarial.

 

>>Lee también:

6 hábitos saludables para emprendedores

 

A continuación, te presentamos 8 de ellas:

 

1. Te aburres con facilidad

Quizás muchos lo vean como un defecto, pero lo cierto es que te aburren las actividades que no te retan o no ponen a prueba tus habilidades. Una señal es que te aburrías en clases y nunca asistías.

 

2. Te han despedido de varios trabajos

Eres demasiado creativo y esto puede hacerte difícil permanecer en un trabajo fijo. Lo que quieres realmente es crear algo inspirador.

 

3. Te consideran un rebelde

Tienes claro que la genialidad se encuentra fuera de los límites de la comodidad y no estás dispuesto a conformarte con menos. Crees que algunas reglas no aplican y con frecuencia te enfrentas a la autoridad.

 

4. Eres un enamorado de la perfección

Continuamente estás buscando formas de hacer las cosas mejor y diferentes. No puedes evitar compartir tu visión y tus ideas, a pesar de que nadie te lo pida. Es probable que la gente te etiquete como obsesivo, porque una vez que inicias algo no puedes dejarlo sin terminar.

 

5. Te es casi imposible relajarte

Por las noches, te cuesta dormir porque tienes demasiadas ideas que te mantienen despierto y que incluso se te aparecen en sueños. A la mañana siguiente, sigues enfrascado en los mismos pensamientos, lo cual puede volverse un factor de distracción.

 

6. Te molestaron en tu niñez

En la niñez y adolescencia fuiste víctima frecuente de los bullys. Puede que eso haga que busques destacar en todo y demostrarle al mundo lo que vales.

 

7. Te sientes fuera de lugar

Siempre te has sentido diferente al resto, lo que puede haber sido un problema para ti. Lo bueno es que, si aprendes a canalizar este sentimiento, podrás convertirlo en una potente fuente de motivación y transformación.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.