text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

8 consejos para emprender cuando no cuentas con el capital suficiente

      
Fuente: Universia

Si eres emprendedor o tienes una idea en mente que quieres llevar a cabo, sabrás de sobra que la falta de dinero es uno de los obstáculos más comunes a la hora de iniciar tu negocio. Según lo que quieras realizar necesitaras más o menos financiación; pero como sea, nada es imposible de ser realizado. Hoy preparamos 8 tips que te ayudarán a saber por dónde iniciar.

 

 

Lee también
» 6 hábitos saludables que deberías incorporar a tu rutina  

» Emprendedores: 7 motivos para crear una Página Web 

 

  

¿Eres emprendedor y necesitas un empujón económico para lograr darle vida a tus ideas? Según la magnitud de tu proyecto vas a necesitar más o menos apoyo, pero lo bueno es que hay varias opciones a las que puedes recurrir. Si creías que la falta de dinero era un motivo para no comenzar despójate de esas ideas: te contamos cuales son las opciones que tienes para conseguir financiamiento y arrancar tu propio negocio.

 

 

Una vez que hayas definido -como primer paso- con la mayor exactitud posible cuánta plata necesitas para arrancar tu negocio, y si lo harás solo o con la ayuda de alguien más (por ejemplo un contador), estás listo para elegir la opción que más te convendrá o por la que puedas optar. Conoce todas las posibilidades.

 

 

 

Logra que tu emprendimiento se ponga en marcha con alguno de éstos consejos

 

1 - Ahorros

Éste es de los recursos más utilizados por los emprendedores. Lo mejor que te puede pasar es tener ahorros personales, porque de ésta manera no tendrás que recurrir a nadie para iniciar tu negocio. Si no tienes nada guardado, puedes empezar a ahorrar cuanto antes. Sin dudas te llevará algo de tiempo pero si tu idea de negocio puede esperar un tiempo para materializarse, te será aún más beneficioso porque podrás pulirla y afinar detalles.

 

 

2 - Tarjetas de crédito

Adquirir deudas para iniciar no es de lo más recomendable pero a veces es la única manera de lograrlo. Si confías en que tu idea puede prosperar y convertirse en un negocio rentable, adelante. Es la forma de comenzar de una gran mayoría de emprendedores, ya que muchos bancos se niegan a dar créditos.

 

 

3 - Familia y amigos

Recurrir a las personas más cercanas es una buena idea porque no te presionarán para que pagues rápidamente, aunque lo mejor para no dañar las relaciones es que cuando pidas la ayuda económica se establezcan los plazos de mutuo acuerdo para devolver lo que te han prestado. Además, debes dejar en claro a tu círculo que el hecho de que te hayan financiado el inicio de tu empresa no significa que puedan entrometerse y tomar decisiones.

 

 

4 - Vende algo que ya no uses

Si tienes objetos que solo están ocupando espacio porque ya no utilizas puedes optar por deshacerte de ellos. Aunque te den poca plata por esos bienes, siempre es mejor eso a que estén juntando polvo en un rincón. Lo que obtengas por lo que has vendido puede ser una buena oportunidad para comenzar a ahorrar o para invertir en una herramienta para tu futuro negocio. 

 

 

5 - Inversores ángeles

También conocidos como “business angel”, son inversores privados que facilitan capital, experiencia y redes de contacto a los emprendedores incipientes. Todo esto es muy valioso, pero lo negativo es que a cambio, tu emprendimiento ya no te pertenecerá en exclusiva. Éstas personas en general son ex empresarios o particulares que cuentan con capital ocioso y deciden apostar a impulsar los proyectos que consideran tienen potencial.

 

 

6 - Busca en principio productos de segunda mano

¿Has escuchado cómo comienzan los emprendedores exitosos? La mayoría de los testimonios aseguran que lo hicieron desde el garaje de su casa. Utiliza lo que tienes disponible y si tienes que comprar alguna herramientas búscala usada. Ya tendrás tiempo de renovarla y desembolsar grandes sumas en un principio no es buena idea. Con el tiempo irás mejorando las condiciones de trabajo a medida que el negocio comience a crecer y dar sus frutos.

 

 

7 - Canje

En la misma línea de deshacernos de lo que no usamos está el canje. Es de las formas más antiguas de negocio cuando no existía el dinero, y se sigue utilizando hoy en día. ¿Tienes una vieja bicicleta en casa que no usas pero necesitas por ejemplo un perchero para exhibir las prendas que diseñas? Siempre hay lugares de Second Hand o ferias en las que puedes trocar lo que ya no uses por lo que te está haciendo falta.

 

 

8 - Crowdfunding

Consiste en la financiación masiva de tu proyecto. Generalmente se hace a través de internet y consiste en exponer tu proyecto en un sitio dedicado a esto y los mismos usuarios eligen si invertir o no en tu idea. Como aspecto positivo, el crowdfunding te permite acceder a una financiación masiva gracias al apoyo de grandes grupos y de obtener potenciales clientes gracias a la “publicidad boca a boca”, pero como aspecto negativo el emprendedor corre el riesgo de que su idea sea copiada ya que su divulgación se hace en una etapa muy temprana del proyecto.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.