text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

6 límites profesionales que el Jefe no debe cruzar

      
Nunca permitas que tu jefe te falte el respeto. Fuente: Universia
Nunca permitas que tu jefe te falte el respeto. Fuente: Universia
Ciertas actitudes cotidianas y comentarios del Jefe rebasan los límites del profesionalismo y se meten de lleno en el terreno de la irrespetuosidad, como: no escuchar las preocupaciones de un empleado, amenazar con despidos, no devolver llamadas telefónicas o correos electrónicos, y actuar deshonestamente.
 
 
Lee también:
 
 

Para que te mantengas alerta, te contamos 6 escenarios que suponen una extralimitación del Jefe y te obligarán a tomar cartas en el asunto:

1. El jefe hace referencias a tu salario frente a otros miembros del personal

El salario, los incrementos, los bonos, o la cantidad de pago por horas extras es información privada, que no tiene por qué ser conocida por otros empleados a causa de tu superior.

Si tu jefe suele hacer comentarios del tipo: “Sé que no te pagan lo suficiente”, o “vamos, te pagan demasiado”, recuérdale que este tipo de apreciaciones hechas en público pueden conllevar al resentimiento entre colegas.

2. El jefe reprende delante de los demás

Esta constituye una forma de intimidación, la cual nunca es aceptable o apropiada. Si bien es posible que hayas cometido un error o una evidente equivocación -que podría dar inicio a una seria discusión y/o análisis-, un buen jefe se encargará de esto en privado.

3. El jefe tiene expectativas poco razonables

Esta constituye una situación complicada, ya que puede ser difícil determinar si las expectativas del jefe son injustas. La conclusión es que los gerentes deben comunicar sus expectativas de rendimiento en el trabajo con claridad y precisión, deben ayudar a los empleados cuando sea necesario, y establecer plazos razonables para las fases de cada proyecto.

4. El jefe comparte demasiados detalles personales

Tu rol es de empleado, no de terapeuta. El jefe no debe compartir problemas o detalles de su vida personal, aún si te considera un amigo. Si la conversación vira regularmente en ese sentido, es recomendable que seas muy breve en las respuestas, luego cambia de tema y vuelve a comentar asuntos referidos a los negocios. Recuerda que esto va en ambos sentidos. No traigas tus propios problemas o vida personal a la oficina.

5. El jefe hace referencias inapropiadas

Ante cualquier comentario que genere molestia o sentimientos de incomodidad, hazle conocer -de manera directa, precisa y educada- la situación a tu superior. Ello incluye chistes y correos electrónicos, o comentarios sobre tu apariencia física, etc.

6. El jefe considera que el sexo, raza, edad o religión es un factor clave para el rendimiento laboral

Nada de esto tiene que ver con tu capacidad para efectuar correctamente las funciones dentro del trabajo. Ante casos de discriminación o trato injusto, lo recomendable es acudir con un superior, o gerente.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.